29 de marzo de 2011

Técnicas de dibujo tradicionales ¡No las olvidemos!

Últimamente los ilustradores se han volcado con las técnicas digitales, y la verdad es que hacen auténticas virguerías, pero me gustaría llamar la atención un poquito sobre las técnicas tradicionales, más humildes en principio, pero que bien aprendidas, pueden aplicarse sobre los medios digitales, y multiplicar así el potencial creativo de este arte.

Por ejemplo, yendo a lo más básico, las ilustraciones realizadas a base de punteados, haciendo la valoración tonal en base a la densidad de los puntos, se ha utilizado siempre en ilustración científica.

Antiguamente, cuando el ilustrador tenía que hacerlo se basaba directamente en el modelo real y el resultado final dependía mucho de su valía como dibujante antes que como ilustrador (yo distingo entre ambos), pero ahora, apoyándonos en fotografías, incluso en Photoshop, sólo tendríamos que transcribir como digo la valoración tonal a puntos, pudiendo conseguir resultados muy impactantes y atractivos.

Ilustración tradicional a tinta - Técnica de punteadoIlustración tradicional a tinta - Técnica de punteado

Ilustraciones tradicionales a tinta - Técnica de punteado.

En cuanto a la sanguina, decir que es una técnica en la que también hay que tener bastante control sobre el dibujo, porque si no pasan cosas muy desagradables. Pero si se controla, el resultado es muy cálido y suave, muy espontáneo, todo lo contrario al punteado con tinta, mucho más técnico. Creo que se podría comparar con el efecto del sepia en fotografía. Y por supuesto si ya tenéis un buen dibujo a lápiz, conseguir el efecto de sanguina de forma digital no será un problema.

A mi por ejemplo me encantan los dibujos a sanguina del renacimiento y los dibujos del siglo XVIII.

Dibujo a sanguina
Apunte rápido a sanguina - estudio de espalda de joven.

Por cierto que la sanguina se suele utilizar, para hacer los dibujos más ricos en color, conjuntamente con el carboncillo o la tiza blanca. Esto se usó mucho en Francia y derivado del término francés viene la palabra crayon.

Os dejo aquí una muestra de una de esas paranoias personales contemporáneas, para que no penséis que sólo se usaba esto hace siglos. Al fin y al cabo es lo más barato en arte ¿no?.

Dibujo a Crayon
Dibujo a lápiz. Aquí he aprovechado el recurso del fondo de color como tono base y he realizado las iluminaciones en blanco, al estilo del dibujo a crayon.

Por cierto que si bien yo me estoy refiriendo al uso de las técnicas tradicionales para su aprovechamiento digital, fijaos como hay quien hace lo contrario, aprovechar las técnicas digitales (generación del color por píxeles, o por puntos de luz...) para representarlas con medios físicos, en el caso de Christian Faur lo hace con crayones, pero ¡completos!

Y bueno, si queremos dibujos "a todo color", el lápiz de color es vital en la realización de ilustraciones. Yo por ejemplo lo he usado mucho tanto en técnica húmeda como seca. El lápiz acuarelable tiene la ventaja de poder disolverse muy bien y para quien no controle las manchas de la acuarela más pura, tiene el salvavidas de la línea.

También podemos aportar intensidad sobre estos dibujos dando toques de tinta negra o sepia. Esto sería lo más parecido al comic, y casi lo que más se viene haciendo digitalmente; dibujos entintados y coloreados con Photoshop.

Dibujo a lápiz acuarelable y tinta sepiaDibujo a lápiz de color

Apuntes realizados con técnicas mixtas: lápiz acuarelable y tinta sepia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...